2.- La Pirámide de Privilegios

¿Qué es la pirámide de privilegios?

Nos encontramos en un periodo de transición. Se acerca una gran tormenta, estamos rodeados de incertidumbre, y, el colapso de la economía mundial así como el transcurso hacia el nuevo paradigma son inminentes.

Sin embargo, debemos enfocarlo como algo positivo. Todos los grandes progresos y cambios en la historia de la humanidad han surgido a partir de grandes depresiones y esto es exactamente lo que va a suceder.

La humanidad se prepara, hemos de estar más alerta que nunca, es el momento, es nuestro momento y debemos tener muy clara nuestra misión de vida:

Aportar nuestro granito de arena con esfuerzo y sudor a fin de salvar a la humanidad de la próxima gran depresión mundial y, en el proceso, desmontar de forma ordenada al estado para liberar de una vez por todas al ser humano de la esclavitud.

El nuevo Paradigma

Este periodo de transición del que hablamos hace referencia al hecho de dejar atrás un paradigma que está en completa decadencia y deterioro. Solo debe morir y dejar paso a la creación del nuevo paradigma. Estableciendo nuevas bases, nuevos principios, nuevos valores, nuevas creencias y nuevas normas que regulen la vida de la organización.

Con este paradigma en decadencia nos referimos al sistema esclavista que lleva imperando desde tiempos remotos. Pasando por el feudalismo, las monarquías, dictaduras y ahora los gobiernos.

Este proceso, este cambio de paradigma era absolutamente inevitable. La situación que estábamos viviendo a nivel mundial era insostenible e iba a explotar tarde o temprano si no se regulaba de cierta manera.

Entonces llegó el Coronavirus. ¿Casualidad? No lo creo. Simplemente es una forma de enmascararlo, así el único culpable no será mas que un virus el cual apareció de forma totalmente inesperada e involuntaria, o eso nos han hecho creer. De todos modos ese no es el tema.

El Coronavirus ha provocado un colapso de la economía mundial y ha acelerado enormemente el proceso de cambio hacia el nuevo paradigma. Ahora somos nosotros los que tenemos que empezar a ser conscientes de ello y aprender a sobrevivir a esta gran depresión que nos aguarda mientras forjamos las bases del nuevo paradigma.

 

El Privilegiómetro

Este cambio de paradigma nos ha hecho plantearnos ciertas cuestiones de vital importancia a la hora de establecer y aprender a convivir con el nuevo paradigma y una de ellas son los privilegios.

¿Qué es un privilegio?

Un privilegio según la RAE es una exención de una obligación o ventaja exclusiva o especial que goza alguien por concesión de un superior o por determinada circunstancia propia.

El privilegiómetro, o así hemos decidido llamarlo, es un instrumento que vamos a utilizar a la hora de identificar qué privilegios son los que hemos conseguido por nosotros mismos (meritocracia) y cuáles son los adquiridos por la fuerza (corporatocracia) a fin de conseguir pasar de la corporatocracia a la meritocracia.

Nosotros nos vamos a centrar, como ya he dicho, en dos clases de privilegios:

  • Los otorgados en base al mérito (meritocracia): Estos privilegios son los que conocemos como méritos.Estos corresponden generalmente al reconocimiento por algo que hemos hecho, es decir, se premia el esfuerzo, la actitud, la capacidad… lo que vienen a ser los méritos propios.
  • Los adquiridos por la fuerza (corporatocracia): Estos privilegios son adquiridos de forma injusta bien sea por el uso de la fuerza, la autoridad, la superioridad o el hecho de pertenecer a una determinada posición social la cual lleva implícitos ciertos privilegios que nada tienen que ver con la meritocracia.

Este nuevo paradigma que tan utópico parece donde nadie impone nada sobre nadie y cada uno tiene la oportunidad de construir sus ideas y sus proyectos de vida en libertad y armonía siguiendo las bases de la meritocracia. Este es el despertar, es el momento del cambio, y es nuestra oportunidad.

Toca dejar a tras ese control que ejercían y ejercen como ya hemos dicho esos pequeños grupos sobre las masas. Todo parece estar medido y preparado para que sea de una determinada forma en la que siempre se enriquecen los mismos, esa minoría tan poderos.

Internet, la herramienta para forjar el nuevo paradigma

Internet es la herramienta más poderosa de la que disponemos para forjar este nuevo paradigma. Lo tenemos en frente de nuestras narices desde 1969 con la llegada de ARPANET y la World Wide Web en 1991. Sin embargo, todavía no hemos sido capaces de dar este gran paso, pero vamos por buen camino; es cuestión de seguir avanzando en esa dirección en la de la democratización de la información.

La gran capacidad disruptiva de Internet nos permite crear un mundo sin límites, sin niveles socioeconómicos, sin géneros, sin razas, sin horarios ni distancias. Nos ofrece la oportunidad de prescindir de esos pequeños grupos poderosos, es decir, de la corporatocracia.

Todos somos engranajes de una gran sociedad y todos con nuestro granito de arena podemos lograr que esto que planteamos y que parece tan utópico pueda llegar a funcionar.

Con frecuencia el mal se disfraza del bien, pues así resulta mucho más convincente. Debemos estar preparados para desenmascararlo, es nuestra misión de vida construir este nuevo paradigma y sobrevivir a la gran depresión.

La humanidad se prepara y en sobreviveapendiendo.com pensamos surfear el tsunami.

¿Te apuntas?

¿Qué te ha parecido?
(Votos: 10)

Artículos relacionados

1.- ¡Armen filas!

https://cdn.fs.teachablecdn.com/0XwKd66lRE67jJFryd5e ¡Empieza la revolución! El ataque del villano tenía que llegar tarde o temprano. Sí, existe un villano, existe un infame ser que tiene esclavizado…

Comentarios